Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

lunes, 28 de marzo de 2016

Hacia rutas salvajes. Jon Krakauer


Páginas: 281
Lo leí en: No lo terminé, lo dejo en la página 210
¿Me gustó?: No

Argumento: Historia de Chris McCandless y otros que decidieron vivir fuera de las normas de la sociedad y hacia la aventura.

Opinión y comentarios: El título de este libro me engañó, lo vi barato en edición de bolsillo y lo compré pensando que era un libro de viajes (me encantan los libros de viajes).

Al empezar a leerlo me di cuenta de mi error, aun así pensé que la historia merecía la pena leerla. Parece ser que de esta historia se hizo una película (tampoco tenía ni idea).

Centrándonos en la historia y lo que narra el libro, la principal trama argumental es la historia de Chris McCandless, un chico de buena familia que decidió un buen día abandonar todo y adoptar una vida salvaje y de aventuras.


No entraré a opinar si fue un imbécil egocéntrico y egoísta que dejó a su familia preocupada y sin noticias para hacer lo que le vino en gana, o si fue un inconformista que decidió vivir la vida como quería y lograr vivir en libertad y en comunión con la naturaleza. Las opiniones en el caso de la historia de este joven creo que son lo de menos, lo que importa es lo que hizo (porqué lo hizo se lo llevaría a la tumba, pero sin duda el caso era de psiquiatra) y también cuál fue su trágico final, sin duda esperado, ya que murió solo, incomunicado, herido, muy debilitado, y probablemente de hambre.

El libro empieza ya contándonos el final de lo que le pasó, con lo que ya pierde interés, se va luego mucho por las ramas contando historias de otras personas y otros aventureros, incluso historias personales del autor. No le estaba encontrando coherencia a la narración, ni interés a una historia que ya sabía como terminaba y por eso abandoné la lectura, pese a que me quedaba poquito para terminar el libro, pero me dije hasta aquí. 
No se si me estoy volviendo mas exigente con las lecturas o es simple mala suerte al elegirlas, pero ya son tres libros, casi seguidos, que dejo a la mitad.

domingo, 27 de marzo de 2016

Almas grises. Philippe Claudel


Páginas: 222
Lo leí en:  No lo terminé, lo dejo a la mitad.
¿Me gustó?: No

Argumento: Año 1917, norte de Francia. Una muerte misteriosa en un pueblo de provincias.

Opinión y comentarios: He llegado justo a la página 100 antes de abandonar la lectura. La verdad que la historia no lograba engancharme, se iba demasiado por las ramas. Desde que se encuentra el cuerpo de la víctima, hasta donde leí, lo único que hace la historia es analizar los personajes y contar historias del pasado.

Los personajes y las historias personales de los mismos, son super deprimentes. Parecen personajes sacados de un manicomio. Los escenarios, las situaciones, los mismos  personajes, lúgubres, grises, como el  título.

En fin, que no se, el libro tiene un premio y buenas reseñas, pero a mi me estaba dejando la lectura bastante deprimida, aparte de que de la historia no me estaba enterando de mucho, así que poco mas que comentar.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Adictos a la guerra. Joel Andreas


Páginas: 82
Lo leí en: tres días
¿Me gustó?: Si

Argumento: Novela gráfica contra el militarismo de los Estados Unidos de América.

Opinión y comentarios: Con este libro empiezo una serie de lecturas de libros recomendados en la Biblioteca. 
Adictos a la guerra es un libro protesta, escrito en forma de cómic, con viñetas donde se incluyen dibujos, alguna fotografía en blanco y negro y mucho texto.


Dividido en ocho capítulos, nos explica, con informaciones concisas y claras,  y exponiendo los hechos sin mas florituras, como ha sido la carrera militar de la gran súper potencia americana, el exterminio de pueblos, matanzas y masacres por intereses económicos o militares y cómo extiende, mas allá de sus fronteras, el control y dominio de otros países.

Convertido el estado americano, gracias a su gran poderío, sobre todo militar, en el gran policía mundial, se permite saltarse a la torera tratados y controles sobre su armamento y los fines a los que se destina, aparte de ejercer su derecho a veto sobre resoluciones que no le favorecen, o no firmar tratados que restrinjan la carrera armamentística.


Pero no sólo se ven perjudicados aquellos en los que el gran estado americano pone en su punto de mira, sino también los propios ciudadanos estadounidenses, que ven reducidas las ayudas en programas sociales y tienen que pagar altos impuestos para costear el enorme presupuesto militar. Por no hablar de los soldados que mueren enviados a guerras lejos de sus fronteras, como recientemente en Afganistán o Iraq.

Increíble e impactante la lectura de este libro, imprescindible, diría yo, para abrir los ojos a la verdadera realidad de lo que pasa hoy en día y el porqué de la espiral de violencia y las guerras. 
Incluye un último capítulo con direcciones y asociaciones anti-militaristas y de protesta donde se puede ayudar a intentar combatir el militarismo. 

Como última reflexión, que la violencia no puede combatirse con mas violencia, y que mientras existan armas y fabricas de armas, estas se acabaran utilizando para seguir incrementando los beneficios de unos en perjuicio de otros.

domingo, 20 de marzo de 2016

El mar en ruinas. David Torres


Páginas: 282
Lo leí en: 8 días
¿Me gustó?: Diferente

Argumento: Continuación de lo que pudo pasar tras los acontecimientos de la Odisea de Homero.

Opinión y comentarios: La lectura me ha gustado en sí, porque siempre me gustó todo aquello con sabor de epopeya y las grandes tragedias clásicas de la antigüedad. Por otro lado me ha destruido un poco el encanto que para mi siempre tuvo el héroe Odiseo, convirtiéndole en último término en una ruina humana.

"No quedaba de él, mas que la sombra del héroe. La calma de un campo de batalla después del combate, el silencio de los caídos y la tierra saciada."


Es una obra valiente, donde desmitifíca los mitos y los vuelve humanos, vulnerables, incluso viciosos y asesinos, como Telémaco, hijo de Odiseo, que al partir por segunda vez su padre, en busca de una gloria perdida, asume el gobierno convirtiéndose en un déspota sanguinario.

La narradora en toda la primera parte es Penélope, que vuelve a tejer tapices, y narra a su segundo hijo no nato acontecimientos del pasado y del presente. En una segunda parte, breve y a modo de epílogo, Penélope deja de narrar y asume el protagonismo de un final anónimo y errante, lejos por fín de los hilos.

viernes, 18 de marzo de 2016

En la tierra de fuego. Carla Federico


Páginas: 759
Lo leí en: No lo he terminado, dejo la lectura a la mitad del libro
¿Me gustó?: Hasta donde leí no.

Argumento: Año 1852. Emigrantes alemanes que parten a Chile.

Opinión y comentarios: Hace mucho que no dejaba una lectura a medias, pero este libro se me estaba haciendo muy pesado y la lectura poco atractiva y sin interés.

Parte la lectura en el puerto de Hamburgo, donde ya se dan unas situaciones con los personajes un poco absurdas, y ya en el barco nos narra las peripecias de los emigrantes hacinados y en malas condiciones, con un inicio de romance que no se entiende muy bien. 
A mi parecer no ahonda en los sentimientos de los personajes y por eso falla la empatía hacia lo que se narra.


Una vez en Chile trabajan como esclavos para un compatriota, no se entiende muy bien tampoco porqué, ni el porque tienen luego que escaparse a hurtadillas como si fueran culpables de algo o propiedad del hacendado. 

En fin, todo muy poco creíble, una historia muy rara que no he podido seguir leyendo, tal vez luego se pusiera mas interesante pero eran demasiadas páginas para seguir intentándolo.

Mi reseña es la única mala que he leído por ahí, en general las reseñas de este libro son buenas. Mi opinión es sólo personal.

sábado, 12 de marzo de 2016

Deja en paz al diablo. John Verdon


Páginas: 494
Lo leí en: 10 días
¿Me gustó?:

Argumento: Investigación de unos asesinatos en serie.

Opinión y comentarios: Esta es la tercera novela de la serie dedicada al ex detective de policía David Gurney.
En ese sentido sigue el hilo argumental de las otras dos novelas, en lo que se refiere a la vida privada y familiar del ex detective. Por otro lado nos encontramos con un nuevo caso en el que se ve implicado. En este caso son los asesinatos de un presunto asesino en serie. El factor común de las muertes parece ser un mercedes negro, pero hay mas cosas que hacen que no sea todo tan claro.


Todo parece obra de un loco obseso, pero a David Gurney le parece demasiada sencilla esa explicación, o demasiado artificial y complicada. Todo parece un montaje deliberado, y el se siente tentado de tirar del hilo y descubrir la verdad.

Impactante y enigmática hasta el desenlace frenético e inesperado, John Verdon nos vuelve a deleitar con una genial obra del género negro

jueves, 3 de marzo de 2016

El lector de Julio Verne. Almudena Grandes


Páginas: 417
Lo leí en: 8 días
¿Me gustó?: Si

Argumento: La vida de un niño, hijo de un guardia civil, en la España rural de los años 40 

Opinión y comentarios: Este es el segundo libro de la serie de Almudena Grandes "Episodios de una guerra interminable".  En esta ocasión nos sitúa en Fuensanta de Martos, un pueblo de Jaén, donde Nino, un niño de 9 años, narrará en primera persona los acontecimientos que sucederán en su pueblo.

Allí se hace amigo de Pepe el Portugués, un personaje solitario y enigmático, y frecuentará el cortijo de las "rubias" donde se aficionará a las novelas de Julio Verne.

"Los muertos de papel son leves, su agonía breve, su memoria corta. Los muertos de papel nunca dejan viudas, ni huérfanos que lloren mas de dos líneas..."


El libro mezcla realidad y ficción. En el anexo final, la autora, nos cuenta cuanto hay de realidad y cuanto inventado. Aunque en general los hechos de lo que sucedió en aquella época, son veraces.

Nos cuenta, a raíz de un testimonio real, lo que era la vida en un cuartel de la guardia civil en aquellos años, las represalias contra la población civil, los perseguidos que huyeron al monte, la guerrilla que seguía resistiendo, y los detenidos por causas tan peregrinas como coger esparto del monte.

 "Así eran las cosas en mi pueblo, donde te podían matar por la espalda cualquier noche por haber dado de comer a tu hijo, a tu padre, a tu hermano, sólo por eso, eso bastaba para legalizar cualquier muerte, eso convertía a cualquiera en un bandolero peligroso, un enemigo público feroz, aunque no hubiera cogido un fusil en su vida. Esa era la ley y era una ley injusta, una ley odiosa, una ley atroz y bárbara, pero la única ley, y los guardias civiles quienes la aplicaban."


La guerra civil española, fué la guerra que terminó, pero no terminó, porque siguió en la clandestinidad de unas personas que siguieron resistiendo.

"Así no se puede vivir, decía mi madre, pero así vivíamos, así vivía ella, así vivía yo, y mi padre, y mis hermanas, así vivían todos los que no se habían atrevido a escoger el camino del monte para sobrevivir como animales, sí, pero con sus propias reglas humanas. Nosotros no podíamos escapar porque habíamos aceptado aquella mierda de vida, habíamos bajado la cabeza para ofrecerle el cuello a aquella violencia infinita, nos habíamos acostumbrado a soportar todos los días aquella humillación, tanta tristeza, pero ellos tenían una oportunidad."

Este libro es mucho mas corto que el primero. Me ha gustado también bastante, y es, sin duda, una forma de rescatar nuestra memoria histórica, con unos relatos magistrales de una gran autora.