Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

jueves, 3 de marzo de 2016

El lector de Julio Verne. Almudena Grandes


Páginas: 417
Lo leí en: 8 días
¿Me gustó?: Si

Argumento: La vida de un niño, hijo de un guardia civil, en la España rural de los años 40 

Opinión y comentarios: Este es el segundo libro de la serie de Almudena Grandes "Episodios de una guerra interminable".  En esta ocasión nos sitúa en Fuensanta de Martos, un pueblo de Jaén, donde Nino, un niño de 9 años, narrará en primera persona los acontecimientos que sucederán en su pueblo.

Allí se hace amigo de Pepe el Portugués, un personaje solitario y enigmático, y frecuentará el cortijo de las "rubias" donde se aficionará a las novelas de Julio Verne.

"Los muertos de papel son leves, su agonía breve, su memoria corta. Los muertos de papel nunca dejan viudas, ni huérfanos que lloren mas de dos líneas..."


El libro mezcla realidad y ficción. En el anexo final, la autora, nos cuenta cuanto hay de realidad y cuanto inventado. Aunque en general los hechos de lo que sucedió en aquella época, son veraces.

Nos cuenta, a raíz de un testimonio real, lo que era la vida en un cuartel de la guardia civil en aquellos años, las represalias contra la población civil, los perseguidos que huyeron al monte, la guerrilla que seguía resistiendo, y los detenidos por causas tan peregrinas como coger esparto del monte.

 "Así eran las cosas en mi pueblo, donde te podían matar por la espalda cualquier noche por haber dado de comer a tu hijo, a tu padre, a tu hermano, sólo por eso, eso bastaba para legalizar cualquier muerte, eso convertía a cualquiera en un bandolero peligroso, un enemigo público feroz, aunque no hubiera cogido un fusil en su vida. Esa era la ley y era una ley injusta, una ley odiosa, una ley atroz y bárbara, pero la única ley, y los guardias civiles quienes la aplicaban."


La guerra civil española, fué la guerra que terminó, pero no terminó, porque siguió en la clandestinidad de unas personas que siguieron resistiendo.

"Así no se puede vivir, decía mi madre, pero así vivíamos, así vivía ella, así vivía yo, y mi padre, y mis hermanas, así vivían todos los que no se habían atrevido a escoger el camino del monte para sobrevivir como animales, sí, pero con sus propias reglas humanas. Nosotros no podíamos escapar porque habíamos aceptado aquella mierda de vida, habíamos bajado la cabeza para ofrecerle el cuello a aquella violencia infinita, nos habíamos acostumbrado a soportar todos los días aquella humillación, tanta tristeza, pero ellos tenían una oportunidad."

Este libro es mucho mas corto que el primero. Me ha gustado también bastante, y es, sin duda, una forma de rescatar nuestra memoria histórica, con unos relatos magistrales de una gran autora.

2 comentarios:

  1. Lo leeré seguro, me encanta la autora =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario y la visita
    Felices lecturas :)

    Un besazo

    ResponderEliminar