Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

lunes, 10 de febrero de 2014

Aretes de Esparta. Lluis Prats


Páginas: 350
Lo leí en: 5 dias
¿Me gustó?: Mucho

Argumento: Novela histórica que nos sitúa en la polis griega de Esparta en el año 432 A.C., donde viviremos el drama de una familia y los acontecimientos de la época.

Opinión y comentarios: Esta novela, nos sitúa en un tiempo y un lugar muy definidos. Esparta fue una de las polis griegas de la Antigua Grecia, situada en la península del Peloponeso. Fue famosa en la antigüedad por la disciplina militar de sus soldados.


Aretes es un personaje ficticio. Esta mujer, ya anciana, será la que nos hará de narradora durante todo el relato. Hablando con su nieta recuerda los acontecimientos de su vida y de los seres queridos que se fueron quedando en el camino.

Aunque los personajes principales son todos ficticios, salen también personajes reales. Los acontecimientos históricos, asi como la forma de vida, costumbres, forma de vestir, y otros elementos de la trama, son todo reales, como explica al final el autor en una breve nota histórica. Aqui en la imagen vemos a un hoplita con su armadura. Hoplita es como se llamaba a los soldados de las polis (o ciudades-estado) de la antigua Grecia.


El ambiente que recrea el autor y la forma de narrar hacen que el lector se sumerja con facilidad en la Grecia Antigua. El argumento por lo demás, sin perder rigurosidad histórica en los hechos principales, es muy emocionante, ya que lo viviremos desde el drama personal de una familia espartana.

Uno de los acontecimientos históricos que se recrea, es la famosa batalla de las Termópilas, llamada asi porque tuvo lugar en el valle de las Termópilas. En esta batalla, que duro varios dias, el Rey Leónidas y 300 hoplitas espartanos hicieron frente a todo el ejercito persa. De esta famosa batalla, una de las mas celebradas de la antigüedad, se ha escrito mucho y se hizo una película.


Volviendo al libro, me ha gustado mucho, la historia personal es muy emocionante, y también se aprende mucha Historia.
La hazaña de los 300, en la Batalla de las Termópilas, fue recordada en una lápida conmemorativa escrita por el poeta Simónides y referida por Heródoto (VII 228), que dice así: 

Ὦ ξεῖν’, ἀγγέλλειν Λακεδαιμονίοις ὅτι τῇδε 
κείμεθα, τοῖς κείνων ῥήμασι πειθόμενοι 

Extranjero, informa a los espartanos, que aquí 
yacemos obedeciendo a sus preceptos 


Monumento al Rey Leónidas en el desfiladero de las Termópilas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario