Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

viernes, 13 de enero de 2012

Siempre. Maggie Stiefvater

Por fin otra saga/trilogía que me termino. Este tenía muchas ganas de leermelo, no porque me gustaran especialmente los dos anteriores, sino por terminar la historia.
En general no son libros que me hayan gustado ni he disfrutado demasiado su lectura, excepto por pequeños detalles. El que me gustó mas fue el segundo, este me decepcionó algo, el final lo deja demasiado abierto, nada queda cerrado, la acción se condensa en las últimas diez páginas del libro, el resto tiene un ritmo lento, aburrido a ratos.
Aparte a mi estos adolescentes mas que lobos me parecen de Marte, todos tienen super cochazos, tarjetas de credito, los padres pintan nada o casi nada, todo eso a pesar de que son menores de edad que aún van al instituto, instituto al que van pero que nunca van....
Rescato cosas que me han parecido interesantes y otras lindas. Son muy bonitas por ejemplo las descripciones del bosque, muy poéticas. También las sensaciones y reacciones de los lobos son muy vividas, como si realmente la autora se metiera en la piel del lobo, en ese sentido ha hecho un buen trabajo, también de investigación, sobre como viven las manadas y sus relaciones con los humanos, como explica al final del libro.
Otra cosa que me ha gustado es el sentimiento que desprende la historia de lealtad y amistad, también el mensaje que transmite sobre el no saber a que lugar se pertenece, cosa que pasa muchas veces a personas marginadas por diversos motivos en la sociedad, que no saben a que lugar pertenecen, sin necesidad de convertirse en lobos.
De esta autora todo lo que me he leido en general no me ha gustado mucho porque no me gusta la forma en que escribe y no creo que repita en caso que saque algo nuevo. Reconozco que su forma de escribir es poética y muy bonita, pero para mi gusto inconexa, dejando demasiadas escenas inconclusas cuando el lector necesitaría mas detalles.
Las portadas y la edición de los libros son preciosas. En la portada se ve como un bosque con varias texturas en relieve que se extiende por la solapa interior también, donde se esconde una única hoja amarilla de la que se habla al final de la historia como broche para cerrar la misma. Asi como en "Temblor" habia ramas de invierno intercaladas entre las hojas y en "Rastro" hojas de otoño, en "Siempre" lo que hay son lobos.
Los capítulos son cortos lo que hace amena la lectura.

3 comentarios:

  1. Yo no leí sino el primero, que no me gustó nada de nada, así que no seguí la serie. A mi compañera de blog, sin embargo, le encantó...

    Lana.

    ResponderEliminar
  2. El primer libro me encanto unque el final dej al lector ligeramente confundido pero muy abuierto a posibles continuasiones...

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi, los dos primeros, me encantaron, de verdad!

    ResponderEliminar