Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

sábado, 16 de junio de 2012

Conspiración en la noche. Jezz Burning

Pues nada, otra mas que me leo de lobitos, auuuuuuuu!!!! (eso ha sido un aullido)....La verdad que esta serie de libros sobre hombres lobo se acerca bastante a lo que todavia tenemos de "bestias" la raza humana (incluso creo que hemos superado a las bestias). Y lo digo, bueno, porque en el libro abundan las escenas violentas con visceras por medio y todo eso (ay madre que askito), ni siquiera los lobos de verdad matan de esa manera pues solo lo hacen por el instinto de supervivencia y no por venganzas ni luchas de poder como estos hombres lobo de las novelas.
Quitando eso la verdad que el libro está bastante bien, es el cuarto de la serie "Licos" de esta autora, y lo cierto es que la serie ha logrado engancharme, cosa que al principio dudaba un poco si seguir o no leyendo estos libros.
La acción se centra sobre todo en una lucha de poder, traiciones, y un rescate de pelicula, si, si, estos hombres lobito no son de esos que andan por los bosques medio marginados de la sociedad, estos viven en mansiones, van en cochazos y tienen un estatus económico y social de categoria, aparte de unas normas y una sociedad muy estructurada y con sus propias leyes, pero ¡ah! como incumplas esas leyes alli que va el brazo ejecutor de la ley ¡y vaya un brazo!
El protagonista es el típico macho gallito que tumba para atrás y la chica la típica buenorra que cae (sin remedio) entre las zarpas del macho. El lenguaje es muy florido, típico de la fauna retratada, ya que cuando habla del acto dice "aparearse" o habla de "machos" y "hembras" y no de hombres ni mujeres.
El final muy abierto para dejar paso a otra novela que supongo seguirá la historia, novela que por otro lado ya está publicada y no se si cierra la serie o seguirá, ya veremos.
En la novela aparecen varios personajes de la anterior con lo cual seguimos viendo como va la vida de algunos, ah, y el malo malísimo al final se escapa con lo cual la cosa sigue sin remedio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario