Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

jueves, 14 de junio de 2012

El principe de los Oasis. Fernando Schwartz


No está mal, está entretenido, aunque confieso que yo esperaba otra cosa de este libro. Basado en un personaje real: Ahmed Hassanein Bey, mezcla historia real y ficción, y en este sentido, al terminar de leer la novela, es importante leer la nota final del autor, donde nos explica lo que hay de verdad y lo que es inventado en la historia.
Por ejemplo el principal protagonista de la historia, el hijo de Ahmed, es totalmente ficticio y nunca existió, como tampoco existió la chica de la que se enamora, siendo gran parte de la historia centrada en estos dos personajes sorprende el descubrir al final que son inventados.
A mi personalmente me hubiera gustado que el libro estuviera mas centrado en el padre y no en el hijo (hijo que nunca existió) ya que la figura de Ahmed Hassanein Bey, a mi modo de ver, es realmente fascinante, aventurero y descubridor entre otras cosas de las pinturas rupestres de Uweinat, cruzo varias veces el desierto y llegó a convertirse en héroe nacional.

Ahmed Hassanein Bey

Otro de los personajes reales que aparece en la novela es Rosita Forbes que atravesó con Ahmed el desierto en una ocasión y que fue una gran aventurera, respecto a este personaje, también me hubiera gustado leer mas en la novela.

Rosita Forbes

En otros sentidos el libro está bastante bien, por ejemplo en el retrato que hace del Egipto colonial y las descripciones de la vida dura del desierto.
El final no me gustó mucho, deja todo como muy ambiguo, aún así y todo el libro está bastante bien, se lee rápido, la lectura es amena, y sobre todo nos sumerje en un mundo y una época fascinantes.

"El desierto llama, pero no es fácil explicar su atractivo y su encanto. Tal vez, la parte mas maravillosa de la vida del desierto sea la noche. Uno ha andado todo el dia con los pies en llagas y lo ha hecho porque andar asi es incluso menos doloroso que montar en un camello; ha seguido el paso de la caravana con los ojos medio cerrados. Tiene la garganta reseca y no se avista pozo alguno. De pronto, el desierto sonríe y no hay lugar mas hermoso en la tierra."

No hay comentarios:

Publicar un comentario