Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

miércoles, 20 de marzo de 2013

El sueño del celta. Mario Vargas Llosa


Este libro tenía muchas ganas de leerlo desde que se publicó en el 2010, y hasta ahora no pude pillarlo disponible en la Biblioteca.
Trata sobre la vida de el irlandés Roger Casement, apodado "El celta". El título del libro hace referencia a un poema del mismo titulado "El sueño del celta" que escribió Casement hacia el año 1906 sobre el pasado mítico de Irlanda.
El libro es terrible de leer y también muy pesado, pero es una lectura instructiva. No es un libro del que se disfrute, si quitamos la forma de narrar magistral del autor, claro, es un libro que sobre todo nos aporta conocimientos sobre un personaje histórico poco conocido y sobre una época.
La época retratada va desde el año 1903 al año 1916 en el que Roger Casement es condenado a la horca.
Fue un personaje carismático, odiado por muchos, admirado por otros. Mucho de lo que dejo en su estela transcurrirá entre la realidad y la leyenda.
¿Quien fue en realidad este personaje? Lo que si nos muestra el libro es a una persona humana con sus vicios y sus virtudes, y pese a que los tenia (los vicios) lo importante fueron los hechos y los logros que consiguió en su lucha por las libertades y la dignidad de los seres humanos.
Fue uno de los primeros europeos en denunciar los crímenes del colonialismo, en el Congo quedó horrorizado por el tratamiento que se le daba a los indigenas, donde las autoridades europeas se adueñaban de todo lo que pudiera ser robado, comido, bebido, vendido o fornicado, según palabras del mismo Casement.
En otro viaje al Amazonas encontró que el mismo tratamiento se aplicaba por parte de las compañías europeas que explotaban el caucho a los trabajadores indigenas, que mas que trabajadores eran esclavos, considerados mas animales que humanos.
Latigazos, violaciones, amputaciones de miembros, quemar o matar después de torturarlos a familiares eran castigos corrientes e incluso considerados necesarios. Sin importancia del sexo o la edad estos castigos eran considerados normales, una atrocidad que Roger Casement denunció en su época ante un estupefacto auditorio de europeos ignorantes, que se pensaban que en las colonias lo que se hacia era llevar el progreso y la civilización a los pobres y agradecidos salvajes.
El libro esta dividido en tres partes, la primera dedicada al Congo, la segunda (la mas extensa) al Amazonas y la última a Irlanda, donde Roger Casement quiso al final de su vida luchar por una Irlanda libre, victima según el de otro tipo de colonialismo, no tan cruel pero si igual de contundente.
Al final fue apresado por las autoridades inglesas, declarado traidor y condenado a morir ahorcado. Murió como vivió, con valentía y coraje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario