Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

miércoles, 6 de enero de 2016

El chico de las estrellas. Chris Pueyo


Páginas: 201
Lo leí en: 2 días
¿Me gustó?: Algunas cosas si, otras menos.

Argumento: Novela donde el autor nos cuenta parte de su vida y sus sentimientos.

Opinión y comentarios: En esta novela hay cosas que me gustaron, otras regular, empiezo por las que me gustaron.

En primer lugar me gustó la valentía del autor, en contar su vida y vivencias muy personales,  "porque uno es especial cuando uno cuenta su secreto", y eso es lo que hace, contarnos sus secretos, incluir al lector en su vida, como alguien más con quien se relaciona a través de las páginas.

Cuenta también muchas cosas en las que hace pensar y reflexionar al lector, el acoso en la etapa escolar, el maltrato, las familias disfuncionales, el amor incomprendido, el no encontrar la identidad de uno mismo, y sobre todo creo que enseña valores importantes desde el punto de vista de aquellos que se sienten rechazados por ser diferentes, o por no ser lo que se espera de ellos.

"Tienes que tener el valor de ser tu. Porque no hay cura para dejar de ser quien eres:"

Me gustó también la forma poética que tiene de escribir y describir, las situaciones y a las personas, a las que etiqueta con títulos, mas que con nombres, la dama de hierro, la chica de las arepas, la mujer de las velas...


Cosas que me gustaron menos: Pues quizas que le falta profundidad y algo de orden en la trama, y que en algunos trozos es muy repetitivo, por otro lado le veo una inmadurez literaria que seguro cambiará con el tiempo y si el autor se anima a seguir escribiendo. 

La edición es muy bonita con letras que van cambiando de tamaño, según el autor quiera o no recalcar una palabra o una frase o hacerla mas importante en lo escrito.

2 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta este libro.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues si, además es algo distinto para leer, gracias por el comentario. Besos

    ResponderEliminar