Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

lunes, 29 de noviembre de 2010

Alí en el país de las maravillas. Alberto Vázquez-Figueroa

Este es un escritor que me encanta, creo que me he leído casi todos sus libros. Con este libro particularmente me lo pasé estupendo y me reí bastante, tanto que es de los pocos libros que he vuelto a releer dos veces, al final se lo regalé a mi amiga Tamara que se lo fue leyendo de vuelta a Paraguay y me dijo que no podía parar de reir en el avión. Algo parecido me pasó a mí leyendo uno de Tom Sharpe en un autobus, me entro un ataque de risa que no podia parar, creo que en la vida pasé mas verguenza.
Ali en el país de las maravillas trata sobre la historia de Ali Bahar un saudí que vive en el desierto con su padre, su hermana, cuarenta cabras y no necesita nada más. Un día llega un grupo de americanos que finalmente le convencen para que los acompañe. El avión que le transporta a Estados Unidos sufre un accidente y Ali va a parar en mitad del desierto de Las Vegas: un árabe barbudo, sucio, que no habla una palabra de inglés y que se parece mucho a Bin Laden, se sorprende al ver gente que vive en la calle junto a mansiones lujosas, que tira comida y que tiene enormes céspedes donde no se cultiva verduras ni pacen cabras. Ali en el país de las maravillas es una divertida aventura, una descarada parodia del tiempo que nos ha tocado vivir y los absurdos contrastes en los que se desenvuelve una humanidad que pretende ir a Marte, cuando aún no conoce la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario