Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

lunes, 2 de diciembre de 2013

Enlazados. Carlos García Miranda


Este libro me ha gustado y no me ha gustado. No me ha gustado porque este tipo de historias con tanta violencia no me va mucho. Y me ha gustado porque reconozco que la historia está genial y muy bien narrada.

Inspirado sin duda en los juegos del hambre y en Matrix, tiene muchos elementos de las dos historias, un mundo futurista, donde imperan más las máquinas que los seres humanos, y por otro lado un grupo de adolescentes que tienen que luchar a muerte por la presidencia de la República, en una lucha a muerte donde solo puede quedar el mas fuerte.

Una de las cosas que mas me ha gustado de la historia es que cuando se hacia mas predecible daba de pronto un giro inesperado. Eso ocurre en varios puntos, con lo que nos encontramos con cosas que continuamente nos sorprenden.

También está muy bien el que sea un libro corto, con lo que se lee bastante bien. Tiene un ritmo frenético de principio a fín e incita a seguir la lectura. 

Otra de las cosas que lo hace novedoso son los nombres de los personajes que son muy extraños, intercalan letras y símbolos, por ejemplo el protagonista se llama SLlo. Como cosa curiosa, el único personaje que es un humano infiltrado en la República, es la única de los participantes de la Selección con un nombre que contiene solo letras normales, Dana.

De los personajes ninguno llegó a llenarme demasiado, pero sentí especial empatía por BabO:), personaje que muestra todas las características del espectro autista.

En la historia hay un par de escenitas de sexo bastante explicito, sin llegar a ser ordinario. El sexo es una realidad inherente en la juventud y no veo mal que se incluyan este tipo de escenas en los libros juveniles. Casi lo veo mejor que las escenas violentas. (Haz el amor y no la guerraJ).

El final queda bastante cerradito, pese a que deja algunas incógnitas. Creo que puede ser que sea una saga y no libro único, aunque bien puede quedarse ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario