Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

jueves, 1 de marzo de 2012

El jardín de la Oca. Toti Martínez de Lezea


De Oca a Oca ¡y tiro porque me toca! ¿Quien no ha jugado alguna vez al juego de la Oca? Y sin embargo este inocente juego podría esconder algo mas..¿Un tablero de adivinación? ¿Un mapa secreto de los templarios? Con este argumento empieza el libro y con la obsesión de un hombre malvado empeñado a toda costa a resolver el misterio.

TABLERO DE LA OCA:

¿Entonces que pintan en esta historia un judio, un musulman, un pagano y una mujer cátara en el camino de Santiago? Pues tendreis que leer el libro para saberlo, no voy a contarlo aqui con todo lo que me costo leerlo!!
La historia está ambientada en la época de la construcción de las catedrales y a mi me ha gustado en general, pese a pequeños detallitos que no me han gustado, por ejemplo:
Aun tratandose de ficción se dan demasiadas casualidades, los personajes se van encontrando unos a otros siempre en situaciones inverosimilies.
Algunos trozos sobre todo en la parte central abundan demasiado en descripciones haciendo algo pesada la lectura.
La novela, aunque es novela historica no cuenta exactamente hechos historicos, es mas bien un libro de aventuras a mi modo de ver.
Lo que me ha gustado:
La mezcla de personajes tan variopintos y tan bien retratados.
La acción que sobre todo al final es muy emocionante.
La historia y la trama que son muy interesantes.
La historia de amor con final feliz (¿porque siempre habra alguna historia de amor en la mayoria de los libros?).
Y tambien me ha gustado (o tal vez no) el último párrafo del libro que es ¡terrorifico!!!
Al igual que en el juego de la Oca durante el libro se va recorriendo un camino, cada parada corresponde a una casilla y el final está en Finisterre, el fin del mundo conocido, alli acabara la historia de todos los personajes y cada uno tomara un camino distinto, otros terminaran alla su viaje, pues "a veces la fortuna es favorable y encontramos un amigo con el que recorrer el último trecho."

"Hadi al-Suri extendió su alfombrilla de rezos en dirección a la Meca y, antes de inclinarse y de tocar el suelo con la frente, recitó de pie la Fatiha, la primera y más importante de las azoras del Corán. Don Ezequiel Falaquera, por su parte, extrajo de su bolsa el talit, el manto de la oración, se cubrió la cabeza con él y entonó el Shemá Israel. Y la campana de Santa Marúa das Areas repicó llamando a Prima."

4 comentarios:

  1. ¡Me lo apunto!, que tiene buena pinta ...

    bsos!

    ResponderEliminar
  2. a mi todo lo que llevo leido de esta autora me esta gustando bastante
    besos!

    ResponderEliminar
  3. pues espero que te guste
    gracias por comentar en mi blog

    ResponderEliminar