Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

sábado, 13 de septiembre de 2014

Contra el viento del norte. Daniel Glattauer


Páginas: 260
Lo leí en: 1 día
¿Me gustó?: Interesante de leer, diferente.

Argumento: Intercambio de correos entre un hombre y una mujer a través de Internet.

Opinión y comentarios: Este libro es un poco distinto a las historias convencionales, exclusivamente está compuesto por intercambios de emails, sin nada mas en la redacción que los diálogos.

Los protagonistas son una mujer casada, presuntamente satisfecha con su vida y con su matrimonio, y un hombre soltero, que entra y sale constantemente de una relación con altibajos.

Es interesante porque nos plantea muchas cosas, en primer lugar nos acerca a Internet, el nuevo modo de comunicación, donde se puede desnudar el alma sin el inconveniente de revelar nuestra identidad, o contar una gran mentira sin que nos descubran, creando ilusiones y deseos a veces irreales a la persona que nos lee desde el otro lado.


"¿Que es la infidelidad? ¿Un correo electrónico? ¿O una voz? ¿O un olor? ¿O un beso?"

Los protagonistas son un poco sacados de rosca, él bastante sensato con un toque un pelin pedante, ella muy insegura y por otro lado demasiado exigente, una loca la mayoría del tiempo que no sabe que quiere ni que busca. Ella se siente segura tras la pantalla, allí en su mundo virtual está protegida, quiere seguir manteniendo esa relación imposible, retrasando mas y mas el encuentro físico, evitándolo, retorciendo los argumentos, inventando un amor imaginario que acabará devorándola.
Evita darle demasiada información, ni su edad real, ni su aspecto físico, ni ningún dato que la identifique demasiado, el sin embargo se vuelca, juega a su juego, pero siempre es el que da el paso de la información, de facilitar el camino.


Interesante novela de leer, que nos introduce en los peligros del mundo virtual, fácil y rápida de lectura. Tiene una segunda parte titulada "cada siete olas".

"Usted no es concreto, señor Leike, no es tangible, no es real, es tan sólo una fantasía de mi mujer, ilusión de dicha infinita de los sentimientos, éxtasis apartado de la realidad, una utopía de amor hecha de letras. Contra eso no puedo hacer nada, tan sólo esperar a que el destino sea clemente y acabe convirtiéndolo en una persona de carne y hueso, en un hombre de perfiles definidos, con virtudes y defectos, con puntos sensibles. Hasta que mi mujer no pueda verlo a usted como me ve a mí, como un ser vulnerable, una criatura imperfecta, un ejemplar de la defectuosa especie humana, hasta que no se encuentre usted con ella cara a cara no dejará de ser superior. Sólo entonces tendré la posibilidad de plantarle cara, señor Leike. Sólo entonces podré luchar por Emma."

No hay comentarios:

Publicar un comentario