Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

viernes, 5 de septiembre de 2014

Los sueños de Heaven Leigh. V. C. Andrews


Páginas: 441
Lo leí en: 5 días
¿Me gustó?:

Argumento: Primer libro de la saga Castell. Heaven Leigh es una joven montañesa que vive con su familia y tiene que hacer frente a conflictos familiares y a la supervivencia en la montaña.

Opinión y comentarios: Con este libro inicio la lectura de la segunda saga que escribió esta autora. 
Junto con el libro independiente, leido y reseñado por mi hace poco, Mi dulce Audrina, esta saga y la que leí también hace poco de Dollanganger, son los únicos libros escritos por la autora. Otras sagas y libros posteriores fueron escritos por otro escritor contratado por la familia, que siguió escribiendo con el seudónimo de la autora, tras su fallecimiento, para seguir publicando novelas, debido a su gran fama.

Los sueños de Heaven Leigh es el primero de una saga de cinco. Nos encontramos una protagonista que repite el mismo roll que otras de sus novelas, guapa, inteligente y desamparada, que atrae sexualmente a casi todos los protagonistas varones, aunque sean de la familia.

En este ocasión la autora nos sitúa en un hipotético pueblo de las montañas en el Oeste de Virginia, donde describe la vida dura de los montañeses, en este caso con muchos hijos, y las dificultades para la supervivencia en los largos inviernos, sin luz, ni agua corriente, y pocos alimentos y escasas comodidades, y por supuesto nada de privacidad.


Las descripciones son preciosas y precisas, los personajes rudos, fortalecidos por la adversidad, olvidando muchas veces los sentimientos o ataduras familiares en aras de la supervivencia. 
La forma de escribir de esta autora me gusta mucho, es adictiva, consigue que el lector se implique en la historia y en los problemas de los protagonistas. 
La saga continúa con cuatro libros mas.


"Siempre que soplan los vientos de verano, oigo murmurar a las flores y cantar las hojas en el bosque; veo volar los pájaros de nuevo y saltar los peces en el río. También recuerdo los inviernos: los torturados sonidos de las ramas desnudas de los árboles al ser azotadas por el viento frío, que las obliga a arañar aquella barraca parecida a un establo y que se aferraba precariamente a la abrupta vertiente de una cadena montañosa, a la cual los nativos del oeste de Virginia llamaban los Willies."

1 comentario:

  1. Los compré hace mucho ya y me los lei de tirón. Buena esposición de la vida de la protagonista y nada pesado de leer. Me encantaron todos.

    ResponderEliminar