Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

miércoles, 12 de octubre de 2016

La verdad sobre el caso Harry Quebert. Joël Dicker


Páginas: 791
Lo leí en: 12 días
¿Me gustó?: Si

Argumento: El escritor Marcus Goldman investiga un antiguo caso de asesinato mientras intenta escribir un libro.

Opinión y comentarios: Es una novela escrita en tres tiempo, entre 1975 y 2008, y va intercalando escenas de un tiempo u otro según avanza la trama. Empieza presentándonos a un escritor cuyo primer libro le ha hecho famoso, pero luego se queda en blanco y decide visitar a su antiguo profesor.

A partir de ahí los acontecimientos se van descontrolando hasta acabar en una investigación de un asesinato ocurrido varios años atrás. 

Genial el autor como va desgranando la trama y despistando al lector continuamente para hacerle sospechar y cambiar constantemente de sospechoso, al final parece que el pueblo entero estaba compinchado para acabar con la pobre víctima.

Genial también como juega con los datos que nos va aportando sobre la chica asesinada, de tal manera que el lector va cambiando constantemente también sus sensaciones sobre si era una santa o una zorra que merecía que se la cargaran.


En medio de todo ese lio nos encontramos dos libros, el que el principal sospechoso escribió para la mujer que amaba y el que el protagonista intenta escribir para aclarar el caso.

Los datos nos los va aportando el autor poco a poco, capitulo a capitulo, y las últimas cien páginas son ya delirantes, con constantes cambios en la trama que nos hacen mirar en otra dirección y con sorpresas inesperadas que de pronto salen a la luz para poder aclarar por fin el caso.

Una novela policiaca genial, con una historia de amor triste y al a vez preciosa, una amistad incondicional entre el protagonista y su mentor y unos malos que al final resultan ser buenos y unos buenos que al final resulta que son los malos. 

Como dato curioso, el libro empieza, después de un prólogo, en el capítulo 31 y acaba, antes del epílogo, en el capítulo 1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario