Es mejor leer un buen libro que escribir uno malo.(La librería ambulante. Christopher Morley)

viernes, 6 de abril de 2012

La familia Vurdalak. Alekséi Konstantínovich Tolstoi


No hay que confundir a este autor con su primo el famosísimo y archiconocido Leon Tolstoi del que era primo lejano.
De este autor "La familia Vurdalak" parece ser que es su única obra conocida.
El relato es entretenido y de lectura rápida, ya que no es demasiado largo. Los vurdalak (ignoro si es tradición popular o invento del autor) parece ser que es como se conoce a los vampiros en el entorno rural de los pueblos de Serbia donde el protagonista de la historia se encontró y se relacionó con una familia de los mismos.
Según relata el protagonista los vurdalak solo atacan a miembros de su familia, por eso si uno se contagia del vampirismo, contagiará al resto de la familia, ahi veo la primera contradicción del relato, ya que intentarán (la familia entera) atacar al protagonista que relata la historia no siendo familiar, a no ser que ya le consideraran de la familia por el hecho de retozar con la hermana, claro.
Otra contradicción es la del uso de la estaca que tradicionalmente parece que acaba con el vampiro, pero aqui el vampiro vuelve a aparecer (no hay manera de acabar con él) con estaca y todo.
Muy fantasiosa por otro lado la persecución final donde los vampiros parecen tener poderes sobrenaturales para atacar al mencionado visitante de la misma, la hermana que aparece como por arte de magia en su caballo, el resto de familia que dejó kilometros atras durmiendo en la casa y luego se le aparecen en el camino...y también espeluznante como los familiares le "lanzan" a los niños vampiro, como si de pelotas se trataran, para que también le ataquen, niños a los que el a su vez lanza y atropella con el caballo (supongo que al ser niños vampiro se les puede tratar asi y ni lo sentiran, claro).
Otro de los elementos clásicos a los que recurre el autor es al uso de la cruz, a la que los vampiros no pueden ni acercarse.
Acaba el relato con la declaración (supongo que galante) del protagonista hacia las señoras a las que relata la historia, diciendoles que ellas no deben temer, pues el no quiere de ellas su sangre, sino que mas bien derramaría la propia alegre por ellas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario